Kids for ever

22/8/15

Será que las niñas crecen. O que me estoy poniendo vieja. O ambas cosas (y demasiado rápido). Me pasó mucho estas últimas vacaciones de invierno, sentir que tenía que atesorar momentos con ellas porque dentro de no mucho no van a querer más ir a ver mini-títeres ni escuchar cuentos conmigo. Seguramente la nueva etapa traiga otras cosas, nuevas, mejores, distintas. Pero esta, la de ellas chiquitas, se está yendo. Cada vez menos escuchar a Maria Elena, cada vez menos leer juntas o estar horas eligiendo juntas un libro sólo por sus dibujos.
Tengo un poco de nostalgia por anticipado, lo sé. Y mi mejor manera de atravesarla es disfrutar a full cada minuto. Hacer más fuertes los recuerdos, creating memories diría Dolo.
De eso se trata, por ejemplo, armarles el desayuno del Día del Niño (no taaaan producido como el de 2013).  Pero si regalarles un día especial, uno de esos que se transforman en Recuerdos Centrales (vieron Intensamente/ Inside Out?  Por favor no se la pierdan, ni aunque tengan 99 años...!)
Inspirada en algunos de los mil tips del último workshop de Marina y Jess, #mesasfelices #recetasfaciles y con antojo de unas cookies que había posteado Juli hace un tiempito, puse manos a la obra.
Un poco comprado, un poco horneado, mucho amor. Usando sus juguetes (esos que ya casi no usan pero no pueden más de lindos!) para poner la mesa.
No saben la sonrisa de estas niñas cuando descubrieron la mesa!



Mi vieja era (es) una tipa una pragmática. Separada, 3 pibes, laburante. No le quedaba mucho margen para, o quizás simplemente no le interesaba, poner una mesa a todo trapo. Pero si nos inculcó el gusto por la buena comida y probar cosas (mis platos favoritos cuando era niña eran el pollo a la naranja y los riñoncitos a la mostaza con arroz... todavía me siguen gustando, pero no te cocino los riñones ni a palos y no los como si no son preparados por mi, o sea...).
Mi viejo nos hizo curiosos. No pudo llevarnos de viaje, pero nos hacía turistear por Buenos Aires, conociendo lugares, museos, probando comidas étnicas cuando esa "palabra" no existía. Él había viajado mucho de joven y nos impulsó a hacerlo nosotros. Ese gen de mirar todo como si fuera la primera vez caló fuerte.
Ellos crearon mis recuerdos centrales, como yo los estoy creando ahora para mis peques.
Entonces:
Plano general de las dulzuras (si, nada  demasiado saludable hoy, Jess. Aunque las cosas hechas con amor también son salud, o no?).

Cookies de choco blanco y frutos rojos. Y de choco negro y menta. Basadas en la receta de Juliana. Tan ricas. Pero taaaaan ricas! Y tan lindas quedaban en las cacerolas de Dak. Se las regalamos a #pequecocinera cuando cumplió un año (en la primera oportunidad que tuve, bah...) y creo que es uno de los juguetes que más veces regalé en la vida. Estas tienen 10 años, casi 11 y están impecables!

Estas son tal cual las de la receta, le agregué unos frutos rojos que tenía en el freezer. Quedaron super. Un toque de acidez les vino muy bien!




Para los de chocolate con menta sólo le agregué cacao amargo a la mezcla y puse unos trocitos del baño de chocolate saborizado Lodiser de colores que conocí gracia a un post de Virginia Sar que está requetebueno. Igual que estas cookies.

Cucharas con chocolates fundido y granas, que van directo a la taza de leche caliente para hacer submarino. Uno de los grandes tips de Jessica #recetasfelices. Y alfajores de maicena de fondo porque... a ver... alfajores de maicena! (igual fue lo último que comieron).


Me sentí culpable con tanta harina, así que puse unas rodajas de banana. Con chocolate.  Y los pinchos que nos enseñó a hacer Marina #mesasfelices.













Cucuruchos con dulce de leche y confites. Inspirados en los del workshop, pero no tan sanos (esos tenían pochoclo! me encanta, pero todo no se puede). Servidos en unas copitas de Ikea que son para morirse (otra cosa que voy a extrañar cuando estas niñas crezcan es comprar juguetes con los que yo quiero jugar).

Y hablando de jugar, y de crear momentos:

 Padre e hija jugando al ajedrez. Y que ajedrez... no puede más de lindo!!!

 #Pequemenor aprendiendo a bordar.


#Pequemayor aprendiendo a coser.

(Perdón las fotos... sacadas con el celular y a las apuradas. Es que la cámara estaba sin batería, y el público necesitaba meter mano en esas ricuras. Además en el celu se veían de lo más bien)



PD: porqué esta bueno tener una vida instagrameable? porque inspira! porque me llevo ideas que veo en instagram,  o pinterest. Porque así conozco gente alucinante, incluso a muchos en la vida real. Porque es contagioso. Porque espero que alguien se contagie hoy y se vaya derechito a crear Recuerdos Centrales, propios y ajenos.
Buen finde!





49 comentarios :

  1. Que lindo post Flor! Que lindo escribis amiga! Me hiciste extrañar buenos viejos tiempos (con los chicos y con mis viejos) ... y eso que disfruto a full los buenos nuevos! Si te sirve de alivio para esta añoranza adelantada te digo que yo todavia lleno de globos el dia del niño, y cocino de colores para ellos! Me pone tan feliz haberte contagiado el virus! Creemos recuerdos lindos en nuestros hijos y en nosotros que es lo unico que vale oro! Te quiero mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos sos mi norte, Dolo! Con globos a full y cocina de colores. Y seguro con mejores fotos (una vez que tome tu taller, claro está...!).
      Gracias por contagiarme el virus y por ser parte de mis propios recuerdos centrales. ♥ u!

      Eliminar
  2. que divino post! tan cierto y taaaan inspirador! me encantó!
    buen finde !! besote

    ResponderEliminar
  3. Flor! Hermoso post... Comparto muchas de tus sensaciones, mis muchachos crecen rapidísimo también y yo me pregunto cuándo?
    Todo lo que sembremos en sus cabecitas queda como base, " recuerdos centrales" ( retener imágenes le decimos nosotros cuando nos pasa algo muy lindo) y qué mejor si se puede hacer que esos recuerdos les despierten sonrisas cuando sean grandes :)
    Te mando un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabi! llenemos de ♥ el sur y el norte!

      Eliminar
  4. Que lindo es leerte Flor! Creo que la vida no es más que eso. .. intentar atesorar momentos felices no?! Creo que ponerle tanto amor y onda como hiciste con esa mesa hace que sean re contra hiper memorables. Me emocionaste! Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Vero sos tan linda! vos también sos experta en atesorar momento felices. Son lindos lugares a donde volver cada vez que hace falta...
      Beso grande!

      Eliminar
  5. Qué lindo post Flor! Me encantó la mesa, la idea de servirlo en las cacerolitas de juguete, como usaste las recetas y los tips y lo adaptaste a tu casa, tus cosas y tus gustos es un diez! Una genia, porque de eso se trata, justamente. Déjame decirte que lo bueno de los chicos es que aunque crezcan siempre generamos recuerdos y compartimos actividades, aunque esas actividades cambien! Y aunque tus hijas crezcan podes comprar vajilla de juguete, me lo contó una amiga que se la compra igual! Me emociono tu post, gracias por mil!
    Beso te
    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigamos comprando juguetes entonces! E inspirandonos unos a otros hasta hacer del mundo un lugar mejor.
      Besos Marine!

      Eliminar
  6. Qué lindo post. Con el equilibrio post. El equilibrio justo de nostalgia y esperanza y aceptación. Y si la comida, los sabores nos remiten a momentos , recuerdos y personas. Nutrir las relaciones con ese amor y ni hablar de jugar, coser , tejer, bordar, pelotear, adivinar, leer, cantar !!! Te diría que en la infancia un derecho y en la Adultez una elección. Que aguanten los globos, las cosas ricas, las cosquillas y los juegos !!!! Hermoso post y gracias x hacerme parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida misma en equilibrio, Jess! me gusta la elección en la adultez de seguir siendo chicos y jugar y jugar.
      Besos y gracias a vos!

      Eliminar
  7. No puedo comentar largo, porque me emocionó mucho este post y lo comparto plenamente. A falta de hijos propios, busco eso para mis sobrinos y, no te voy a mentir, cada vez que hago algo así pienso no solo en ellos sino en lo que me hacia feliz a mi... y al final ni me acuerdo que ya soy una señora grande, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sos tan linda, Marce! la única manera, creo yo, de hacer feliz a los demás es siendo feliz uno mismo. A la larga se nota eso que sólo "hacemos por el otro" (hijos/ sobrinos/ padres/ pareja/ amigos... ponele el nombre que quieras) y no se sostiene. No creo en el sacrificio, a lo sumo creo en el esfuerzo. Besos!

      PD: No sos una señora grande, a lo sumo una gran señora.

      Eliminar
  8. Que lindo todo, y de la nada de musicalizo con Carla Bruni! Me hiciste acordar a los desayunos que le preparábamos a mamá poderosa cuando eramos chiquitos, le ponía el mate con stickers, la cuchara derechita con su amiga azucarera, el mejor plato luciendo las facturas, algunos pétalos de flores en la bandeja y una carta. Creo que mamá a veces se hacia la dormida y solo quería a sus bebes en la cama. Ahora con Agus de 9 somos las dos que lloramos cuando actua, somos dos los que le enseñamos cosas de mujercitas. Entiendo a mami más que nunca todo lo que nos ama y emociona cuando crecemos. Ya hermano mayor de casi 25, por acá casi 23, y siempre vamos a ser sus chiquitos. Que emoción me dio todo, volver a recordar tantas cosas bellas que marcan el camino. Gracias Flor!! Y disfruta esos soles de la vida, mientras por acá voy inmensamente a abrazar a los míos!
    ♥♥♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reeee Carla Bruni!!!
      Me la re imagino a tu vieja haciendose la dormida para tener a sus bebes con ella (yo hago lo mismo ahora, cuando se pasan a mi cama y yo hago de cuenta que no me doy cuenta!)
      Besos!!

      Eliminar
  9. Guauauaua, me super identifico. Ultimamente cada vez que descubro a mis peques haciendo cosas de niños se me pianta un lagrimon... no puedo evitar pensar que se va cerrando la etapa de la infancia....reconforta ver que muchas pasmos por lo mismo....
    Me llevo prestada la idea del chocolate en las cucharas, simplemente genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchas, Tere! todas las que disfrutamos de cada etapa de la vida, creo yo.
      Besos (y te van a amarrrrr con las cucharas!)

      Eliminar
  10. Que lindo es leerte Flor! Creo que la vida no es más que eso. .. intentar atesorar momentos felices no?! Creo que ponerle tanto amor y onda como hiciste con esa mesa hace que sean re contra hiper memorables. Me emocionaste! Beso

    ResponderEliminar
  11. Que suerte tienen tus hijas, una madre que quiere disfrutarlas a full. Digo suerte porque no pasa con muchos padres que se ven hoy en dia. Que lindo poder crear momentos, seguramente van a quedar en sus mentes y cuando crezcan querran recrear esos con sus familias. Estas criando lindos seres humanos :) Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo lo que decís Ju! El otro dia me decía alguien que criando hijos felices (y responsables y etc) ella tenía esperanza en el mundo futuro. Yo creo que es así, pero que también hoy se puede torcer el mundo y hacerlo mejor cada día contagiando un poco al del al lado... no?
      Besos y gracias!!!

      Eliminar
  12. Qué lindo post Flooooor, muy vos, muy sincero y 100% estético! Amé esa mesa tan espectacular que armaste / horneaste y esa mirada tan sencilla de la vida: somos los momento que vivimos! Con eso nos quedamos. Sin dudas tus hijas son niñas felices :) Aguante el instagrameo feroooooz! Jajaja besos genia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bonita!!!! Y sigamos contagiando por el mundo momentos felices a puro instagram!!!

      Eliminar
  13. Qué lindo post Flooooor, muy vos, muy sincero y 100% estético! Amé esa mesa tan espectacular que armaste / horneaste y esa mirada tan sencilla de la vida: somos los momento que vivimos! Con eso nos quedamos. Sin dudas tus hijas son niñas felices :) Aguante el instagrameo feroooooz! Jajaja besos genia!

    ResponderEliminar
  14. Sos lindaaaa Flor! Linda madre, linda persona, linda escribidora. A full con los recuerdos centrales, las cosas hechas a mano, los momentos, las experiencias, las aventuras. Cada vez estoy más lejos de las posesiones materiales y más cerca de ésto.
    En IG pasan cosas geniales, mágicas, le debo un post ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero ese post!!!!
      Y sigamos atesorando tesoros de esos que pasan todos los días.
      Besos amiga linda!

      Eliminar
  15. Q linda Flor! Vos, tu mesa, tus peques, tu flia, y los recuerdos centrales q les creas! Gracias por hacerme parte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Juli, que contagias también momentos felices! (y esas cookies... OMG!!!).
      besos!

      Eliminar
  16. Q linda Flor! Vos, tu mesa, tus peques, tu flia, y los recuerdos centrales q les creas! Gracias por hacerme parte!

    ResponderEliminar
  17. Q linda Flor! Vos, tu mesa, tus peques, tu flia, y los recuerdos centrales q les creas! Gracias por hacerme parte!

    ResponderEliminar
  18. Divino todo! todo todo! a disfrutar mucho de estos momentos! seguro los que vienen son buenísimos gracias a la relación que crearon en parte por haber compartido momentos como estos!

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Na! viniendo de vos el elogio vale doble!
      Y si, seguro que va estar buenísimo, igual tengo saudade #esloquehay.
      Besos y nos vemos pronto!

      Eliminar
  19. Flower, poca cantidad de posts pero que calidad! (una de cal ...) Me encanta tu manera de transmitir sensaciones, porque eso es lo que hacés, nos metés directo al corazón del tema que escribís! Yo creo que el día del niño 2016 hay que hacer mix, grandes y chicos, y yo me llevo los cucuruchos con dulce de leche #almadegordaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vamos a esperar hasta el 2016 de ninguna manera! Propongo que hagamos un festejo del Dia del Niño Que Todos Llevamos Dentro. Y podemos comer todos los cucuruchos con dulce de leche que queramos, como si no nos importara la bikini en unos meses.

      Eliminar
  20. Flor! qué hermoso post! yo me pregunto lo mismo en qué momento crecen tan rápido!
    la verdad es que uno en el trajín del día a día, de las ocupaciones y la rutina a veces se olvida de crear pequeños grandes momentos para disfrutar en familia y realmente vale la pena sobretodo por ellos pero también por uno mismo.
    Divina la mesa y amé ese ajedrez!
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicky!!! definitivamente vale más por uno mismo que por ellos! El mejor legado que le podemos dejar a nuestros peques es que nos vean felices. Que crezcan sabiendo que la felicidad está ahí nomás, en una mesa divina y un partido de ajedrez...
      Beso!

      Eliminar
  21. Qué lindo lo que armaste y qué lindo como concepto. Como escribo siempre para cada cumpleaños de hija siempre me preocupa pensar que el tiempo de la infancia es muy breve en la vida de cada persona. Ponele que son unos 10 o 15 años siendo generosos. Sin embargo cuántos recuerdos centrales uno acumula en esa etapa que después vuelven una y otra vez y con otra mirada. Así que brindo por esta mesas del día del niño, y por todos esos brunchs de domingo que veo en IG!!!! y a ver cuándo me invitan a jugar al juego de la vida que me quedé con las ganas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vení cuando quieras y bruncheamos y jugamos al juego de la vida!!! (el brunch es la GRAN solución de la fiaca del domingo, cuando ellas se despiertan temprano y se toman un nesquik con galletitas y yo me levanto un par de horas después con hambre... y ya es tarde para desayunar y temprano para almorzar: hacemos brunch y todos contentos!).

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  22. Me encantaría tener estipo tipo de habilidades. Pero llegué tarde al reparto. Me encantó.
    Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas Lu... yo también llegué tarde al reparto. Pero no te olvides que mis hijas son mas grandes, eso hace que tenga muchas horas de vuelo jugando con masa y haciendo galletas. Todo llega (con un poco de práctica y voluntad... claro!)

      Eliminar
  23. Y lo que en realidad quería decir es que me está empezando (muuuuuuy precozmente) a afectar eso de que un día no van a querer más compartir con nosotros. Acabamos de volver de viaje y con mi marido lo decíamos bastante seguido.
    Creo que la clave está no sólo en atesorar, sino de tratar de generar programas que ellos después quieran repetir aunque tengan vida propia. Y aunque no sea cool entre sus amigos. Qué sé yo. Será una expresión de deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mismo punto que la respuesta anterior... Es progresivo. Y acumulativo. Por ej... años de escuchar a Maria Elena y a Mariana Baggio y Los Musiqueros hacen que hoy Esperanza Mia les pase por el costado. Si, la conocen. Si, se saben las letras y las coreos. No, no quieren ir a verla al teatro (y yo de paso me ahorro una millonada!).
      Sigamos x ese camino, estamos criando buena gente!

      Eliminar
  24. bueno, te quería decir que ya estoy sacando todas las fotocopias que piden para tramitar la adopción y ni siquiera tenés que firmar porque yo escaneo tu firma y se la chanto a todo, sí.
    Besos ma ♥ sos le máximo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay que lindooooo! siempre quise tener una hija que me falsificara la firma... y pensé que faltaban algunos años para eso.
      besos hi ♥ sos lo máximo!

      Eliminar
  25. Adhiero 100 x 100 a los comentarios anteriores!!!! Les compré esas cacerolitas a mis sobrinas porque me gustaban a mí...y hago lo mismo con los libros álbum que les compro a mis hijas. Listo, lo dije.

    ResponderEliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.