To be or not to be una madre que amamanta. Reflexiones en la Semana de la Lactancia Materna

7/8/16

UNICEF y la Organización Mundial de la Salud decidieron, en 1979, establecer la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Del 1ro al 7 de Agosto, un montón de países, organizaciones y personas se juntan para promover, difundir y apoyar la lactancia materna.
Soy profundamente defensora de la lactancia, dar de mamar donde haga falta (tengo anécdotas muy divertidas sobre eso) y todo el tiempo que se pueda quiera.
Y aunque yo amamanté a mis dos hijas, no soy para nada fundamentalista del asunto. Quizás porque bastante antes de ser madre, una amiga (la primera de mi grupo en quedar embarazada) un día me dijo, llorando, que no le gustaba nada dar la teta (a ver si nos entendemos, no era que no tenía leche, simplemente no le gustaba) pero que se sentía fatal, juzgada por todo el entorno, una mala madre. Eso no podía estar bueno de ninguna manera! (lo decía el otro día Jessica Lekerman en una foto en IG "una teta dada con frustración es peor que una mamadera con amor"... pero yo en ese momento no lo sabía, je). Mi amiga por suerte fue más fiel a sus sentimientos que al mandato y le dio muchas mamaderas con mucho amor a su hijo que hoy es un bombonazo de 1.80mts que creció sano y fuerte.
Cuando quedé embarazada de #pequemayor leí todos los libros y visité los 7 sitios que había sobre maternidad en Internet (eso fue hace varios años, ja!) y decidí que iba a amamantar todo lo que pueda, hasta el año aprox (siempre me dieron impresión los pibitos con dientes tomando la teta, o pidiendo con perfecta dicción Mama quiero teta!).
Como tantas otras cosas que decidí luego de una profunda evaluación no tardé mucho en darme cuenta que no siempre lo que yo decidía desde lo intelectual podía llevarse a cabo en la realidad.

Pero en el camino aprendí varias cosas:

Fundamentalmente, que es importante informarse para poder decidir. La lactancia tiene que ser una elección. Es lo mejor para tu hijo, pero no a cualquier costo. Para poder ser una buena madre tenés que ponerte vos en primer lugar. Tenés que ser el modelo a seguir. Si sentís que no podés amantar, te duele, no sale la leche... en general son cosas que con asesoramiento se pueden resolver, pero sólo si tenés ganas. Conozco un montón de madres que no amamantaron y son tremendas madrazas de hijos que crecen sanos y fuertes. Y otras que se llenan la boca diciendo que se sacrificaron amamantando a sus hijos hasta los dos años. Sacrificaron? what?? sacrificio que nadie les pidió y después pasan la factura. Hay que ver quien paga la factura del psicoanalista de esos chicos después. Nada de lo que hagamos por nuestros hijos tiene que hacerse con sacrificio, tiene que hacerse con amor. Y lo mismo vale para nuestra pareja, padres, amigos, laburo... pero eso es tema para otro post.

Volvamos a la lactancia (y a partir de acá es lectura sólo para los que les interesa el tema, hay datos consejos y tips que yo ya no leería... porque tener un hijo es una situación por la que ya no voy a volver a pasar, je) aunque me gusta recordar el primer contacto que tuve con mis pichonas. Son las fotos más lindas de mi mundo!



Ese fue el primer contacto, antes de que se las lleven a Neo a hacer los chequeos de rutina. Después te llevan al bebé para que si, le des su primer teteada.

La primera cosa que aprendí es que dar la teta es una experiencia única. La forma en que se miran madre-hijo, el contacto, las respiraciones que se acompasan, el micro-universo en el que te vez sumergido. Es magia. Pero si tenés el pezón lastimado, no hay puteada en el macro-universo que pueda transmitir lo que sentís. Posta.

La otra cosa que aprendí (en realidad me lo dijo mi obstetra antes de que nazca la niña, pero lo comprobé luego, así que no estoy segura si es lo primero que aprendí o lo segundo) es que hay que prepararse para amamantar.  Su consejo fue: crema de caléndula, si. Pero también masajear la zona con el calostro que empieza a salir si apretás un poco la lola, en la medida de lo posible tomar sol en topless para curtir la piel (un rato en la ventana al sol, salvo que vivas en una PB sobre la avenida!), y decirle al padre que retoce libremente en la zona (vergüenzita contar esto en público... pero a ninguna de mis amigas se lo dijeron y me pareció un buen tip). De esta manera ayudás a tener la piel hidratada, fuerte y resistente. Que hace mucha falta cuando la bestiecita arremete con cero dulzura en busca de su almuerzo.
Tuve la suerte de tener una muy buena puericultora en el sanatorio que me explicó bien como ayudar al bebé a prenderse (en tiempos de you tube debe estar lleno de tutoriales!) y que hacer para que la leche fluya mejor.  También un buen pediatra que me acompaño en todo el proceso. Leí mucho y probé de todo. Las cosas que recuerdo son:
- Anticiparse al llanto del bebé pidiendo comida. Un ratito antes de que sea el momento de comer (no me preguntes cómo, pero te das cuenta) masajear un poco el pezón y poner un pañito caliente (mojado con agua de la canilla o húmedo y un ratito en el microondas) para aflojarlo, y antes de poner al pibito en situación, apretar un poquito el pezon para que salga un poco de leche (los vasos tienden a taparse un poco, es mejor que los destapes vos y no que lo haga el niño hambriento), usar esas gotitas para hidratar el pezon y recién ahí darle la teta. Puedo jurarles que es mucho mejor dejar chillando a tu hijo 3 minutos mientras seguís estos pasos que estar chillando vos el resto del día.
- Encontrar una posición cómoda. El bebé tiene que estar bien apoyado, sobre vos, sobre almohadones, vos sobre almohadones... de manera tal de no forzar la columna para sostenerlo. Porque sino podés haber amamantado divinamente, pero la contractura no te la saca ni Magoya.
- Cambiar no sólo lola izquierda- lola derecha, sino también las posiciones de amamantamiento (la típica con el bebé sobre la panza, pero también hay otras: con el bebé hacia el costado, o los dos acostados en la cama, acá algunos ejemplos). Esto ayuda a que todas las glándulas trabajen por igual, no se tapen los conductos que es lo que termina produciendo una mastitis, algo realmente horrible.
- La boca del bebé tiene que rodear todo el pezón, no una parte. La piel es más gruesa en los bordes, por lo tanto más resistente y se lastima menos (o nada). Si sólo succiona la puntita vas a ver las estrellas en el corto plazo.
- Si el bebé sigue durmiendo y tus tetas están por explotar (es muy loco como tu cuerpo sabe antes que tu hijo cuando va a tener hambre), podés: a) poner al bebé dormido a comer, y que vacíe un poco antes de que explotes. b) usar un sacaleche y reservar para otro momento. c) meterte en la ducha caliente y desperdiciar un poco para alivianarte.
- Si duele cuando está tomando, tenés que sacar al bebé y volverlo a acomodar. Pero antes hay que romper el "vacío" de la succión. Bajandole despacito la pera para que afloje el labio, y si no alcanza con eso poner un dedo suave en la comisura. El bebé suela y vos retirás la teta rápidamente (sabemos que el pibito no quiere salir de ahí por nada del mundo y va a chillar como marrano... pero hay que salvaguardar la materia prima!).
- Si así y todo sigue doliendo, llamar al médico, a la Liga de Leche o cualquier organización que pueda asesorarte.

Con todo eso que leyeron, si llegaron hasta acá, creerán que tengo un master en amamantamiento y le di la teta a mis hijas hasta los dos años.
NO. #pequemayor tomó teta exclusivamente hasta los 6 meses, y a partir de ahí tuve que mezclar con algo de fórmula para reemplazar. Más o menos a los 4 meses empecé a producir menos leche. Desesperada fui al pediatra a preguntar que hacía. Y me dice: Acá lo importante es que sepas que tu hija no va a pasar hambre ni estar mal nutrida. Pensá vos que querés hacer, si darle la teta o no, y no me lo contestes ahora. Por lo pronto tomá mucha mas agua, comete varias almendras por día y tenete a mano un cartoncito de Nutrilon (creo que era esa) por si la niña se queda con hambre. Y hablemos en una semana. Si elegís seguir amamantando, hay muchas cosas que podés hacer para mejorar. Y se decidís que no, vamos a ver cuales son las mejores alternativas.  Nótese que no le dije velozmente No No Señor Doctor... yo quiero seguir amamantando! Creo que la no presión del médico sacó un gran peso de encima a esta madre primeriza que sólo quería ser una buena mamá. A la semana volví, le dije que sí quería seguir por lo menos hasta los 6 meses (que es lo mínimo que recomienda la OMS). Y así fue. A partir del 6to mes, cuando hacía falta, tomaba mamadera con leche que había guardado (de tener poca pasé a tener mucha) y si no llegaba a tiempo, algo de leche de fórmula. Entendí que lo que más me afligía no era el hecho de dar la teta, sino la "dependencia", el tiempo que me llevaba, sentir que yo era la única que podía alimentar a mi hija. Y no. Podían ayudarnos su padre, las abuelas, la señora que la cuidaba. Con mi leche, o la leche que yo había comprado con el mismo amor que producía la propia.
#pequemenor tuvo más suerte, porque me agarró menos conflictuada. Tomó leche materna exclusiva también hasta los 6 meses, pero arrancó con mamadera desde los 4 (mi laburo estaba mucho más demandante que con la mayor). Le dí todo lo que puede, incluso cuando tuvo dientes. Pero no pasó del mes 10.
Se que cada dia aprendo algo de mis hijas. También se que ellas aprenden de mí que no somos infalibles. Que no importa lo que diga el entorno. Lo que importa es lo que pasa por nuestro corazón. Y nada que esté hecho con amor y buena voluntad puede estar mal. Bah, si puede estar mal... pero puede corregirse!




9 comentarios :

  1. No puedo estar mas de acuerdo!!! A Feli lo amamante hasta los 9 meses (el chancho morfaba a lo loco, asi que cuando conocio lo solido abandono la teta!!Como extrañe amamantarlo cuando la dejo completamente!!) por suerte el agarro enseguida, en la clinica, vino la chica de neo para "explicarnos" como darle y apenas el lechon "olfateo" la teta la agarro de una manera que la enfermera dijo "ah, pero tenes un hijo muerto de hambre!!" Tenia tan lindos recuerdos de esa experiencia....use pezoneras asi que casi ni me dolio, todo parecia color de rosa (lo unico que me "molestaba" x decirlo de algun modo, era que a mi me daba verguenza amamantar en publico, nadie me dijo nunca nada, era cosa mia, entonces cada dos horas me ausentaba del mundo para estar con el...es una experiencia hermosa, pero tambien hay que ser sinceras que en algun momento pesa...sobretodo que como decia feli comia cada dos horas!!)...en fin, decia, tenia un recuerdo hermoso asi que durante el embarazo de claris solo queria que llegara ese momento, queria ver si con ella podria seguir mas alla de los 9 meses de amamantamiento, a ver si se agarraba bien, si tendria buena cantidad de leche....y clarita nacio con reflujo, casi casi a un paso de operacion de piloro, y la leche materna le producia tal acidez que vomitaba todo!! Fue un mes y pico hasta que entendimos que era eso, fue un sufrimiento tremendo porque no subia de peso, bajaba, era peligroso y yo que queria darle teta, y que a ver si no le doy bien los anticuerpos, y que clase de madre soy si no amamanto, y pobrecita ella intentaba y comia como podia y al rato vomitaba todo....un dia la saco de la teta para cambiarla de lado y estaba toda llena de sangre...a lo walking dead, casi muero de la impresion!!! empece a sacarme la leche y a darsela en mamadera, claro que la cantidad no era la misma, y sumado a que ella lo vomitaba un poco me llevaba a pensar si estaba haciendo bien con esa testarudez....no llegue a los 3 meses de amamanrtar, ya era una cuestion de cabesoneria mia, porque no tenia otra explicacion, la nena no se alimentaba, porque lo que ingresaba, salia, lo unico que toleraba era la nutrilon AR, cosa que sigue tomando hasta el dia de hoy.....cuando salis de esa autoexigencia entendes cuanto de la presion social hay en eso...mi mama no nos pudo amamantar a ninguno de los 3 y aca estamos!! amamantar es lo mejor, hasta un punto, pero yo no lo veia, y mucho tenia que ver con la vision del otro. Por eso, hoy, cuando charlo con mi hermana que esta estrenando maternidad desde hace 15 dias y me pregunta a mi como si fuese la gran guru de la maternidad, que solo ella y el bebe van a saber que es lo mejor, yo le puedo decir mucho, sus amigas tambien, pero la conexion que ella tenga con su hijo es lo que le va a indicar el buen camino!!
    Bueno, me zarpe, no?
    Besosssss
    PD: le voy a pasar el link asi lee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Juli! que bueno que el post le puede ser últil a alguien... lo empecé a escribir y también me pasé de rosca! pero me daba lástima no subirlo, mirá si a alguien le venía bien? Es todo un tema, casi te diría tabú hasta en las mujeres más cancheras, de algo de lo que mucho no se habla. Es como la cesárea (mis dos hijas nacieron así, y a veces siento que tengo que dar explicaciones de porqué no fue parto natural! por favorrrrrrr!). Besos linda!

      Eliminar
    2. Aaayyy me pasa lo mismo!!!! Las dos cesáreas y tb me pasa eso!!! Aunque en el medio tuve un aborto espontáneo q dolió como la san p..... Así que alguito de la otra experiencia tb tuve 😛

      Eliminar
  2. Yo te leí aunque ya tampoco voy a volver a amamantar, porque me gusta leerte. Un poco lo padecí (más que todo con el primero) pero fundamentalmente disfruté muchísimo darle la teta a mis hijos. Es una sensación difícil de describir en palabras, para mí. Muy power!! Está bueno informarse, como hiciste vos y yo no hice. Yo confié más en mi instinto pero hubo cosas que no supe resolver bien. Nada grave igual, pero hubiese sido mejor saber un par de cosas.
    Esas fotos me mataron de amor y emoción!!!
    Besos Flor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginate, si me obsesiono con encontrar la receta para hacer una cookie cómo estaba cuando estaba embarazada! infumable! hacía cocktails entre Duermete Niño, Laura Gutman y la Sociedad Americana de Pediatría, una locura. Pero encontré mi manera, con un poco de cada teoría y mucho mucho amor y buena voluntad, je.
      Viste que lindas son esas fotos, son los primerísimos registros de su llegada al mundo. Las amo!

      PD: Que linda que te lees todas mis peroratas!!!!

      Eliminar
  3. con los primeros, que son mellis, leí un montón y tal cual vos mezcle de todas las teorías... cuando nacieron me olvidé de todo... no podía conmigo y con dos niños... fue terrible! teta poco y nada aunque quería pero no estaba mentalmente apta! jajaja... y con el 3ro ahhh ahí me vengué y le dí teta hasta el año y medio... casi exclusiva te diría! tenía tanta leche que guardaba en el freezer y después la tuve que tirar porque no agarraba la mamadera! dar la teta es lo más de lo más pero es sano no castigarte si no podes... y lo más importante es estar mentalmente preparada para disfrutar de esa experiencia.
    besos flor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj noooo! por suerte la naturaleza es sabia, me mandó a las niñas de a una por su propia supervivencia! tengo amigas con mellizos (y una con tri-lli-zos!) y juro que no sé como hacen! besos, Vicky

      Eliminar
  4. Profundamente de acuerdo. En todo. Te conozco de otra vida, porque mi experiencia fue calcada de la tuya, y pienso igual.
    El tema es que hay tantos detractores, reaccionarios de los detractores, detractores de los reaccionarios, y complejos al respecto, que se hizo toda una maraña indesenredable.
    En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable, Lu que nos conozcamos de otra vida. Habrá sido tan enmarañada como esta? Bienvenidos los post que nos ayudan a desenredar, o al menos a intentarlo!

      Eliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.