Recuerdos de la infancia

1/5/14

No tengo casi objetos de mi infancia. Ni libros ni cuadernos ni libros ni juguetes. Por esas cosas de la vida, mi madre pensaba que no hacía falta estar acumulando objetos. Las mil y un mudanzas que tuvimos no colaboraron para nada, debo decir... Ahora vivo en la misma casa desde hace 10 años, la casa que elegimos con marido y donde crecen nuestras peques y nuestra acumulación de objetos. Cosas que lindas que nos gustan y otras que van quedando. Cosas guardadas esperando que descubramos su lugar o su uso. Cosas que fueron reemplazadas por otras cosas pero que seguramente en algún momento vuelvan a su lugar estelar.
Hace poco hicimos obra en casa y hubo que embalar TODO. Una cantidad enorme de cajas apiladas por toda la casa. Algunas todavía estan sin abrir. Ja! ahora me estoy acordando de unas que estan en la baulera, cerraditas desde que nos mudamos!! Solo los dioses sabrán que hay en esas cajas. Cada tanto nos cruzamos con una de esas cajas, cajitas, cajones y abrirlos es un placer. Tres cosas se tiran, dos van a algún estante y el resto sigue esperando su oportunidad.
Como decía, no tengo cosa de mi infancia pero muchos estan guardaditos en mi memoria.
Y el otro día me crucé con uno, en vivo y en directo. Lo vi y me vió.

No le pude sacar los ojos de encima. Ni yo ni mi Canon.
Fue como el flashback de Anton Ego en Ratatuille. Estaba en Don Toto para el genial encuentro de La Minipymer que les conté acá. Qué lugar por favor...! Es como un gran galpón lleno de cosas viejas (algunas son antiguas, sí, pero la mayoría son viejas). Lo maravilloso que tiene es que todo está perfectamente clasificado, ordenado, categorizado. Juntando polvo sin prisa y sin pausa, esperando que alguien lo vaya a buscar. En mi post anterior hay varias fotos que saqué. Por ahora no está abierto al público pero algunas cosas se venden online o se alquilan para producciones.
Vuelvo a mi vaca. Era tan linda. La mía estaba casi tan sucia como esta. Es de una especie de goma dura, irrompible, lavable. La mía tenía un tatuaje hecho con birome que tenía un corazoncito y decía Floppy (esa era yo cuando era peque). Y ahora la ví a esta, que no era la mía porque no tenía el tatuaje. No la quiero tener, porque no es la mía. Pero me gustó mucho mucho verla, porque me llevó de paseo a mi infancia.
Les dejo algunas fotos que saqué, y de paso me sumo al Macro del Dia, de Nika.
Buen fin de semana largo en Argentina y Feliz dia del trabajador para todos!











Si quieren ver otros Macros, no dejen de visitar a Nika!

25 comentarios :

  1. Qué monada!!!! Eso es amor a primera vista!!!!
    Bonitas fotos de la vaquita...
    Buen jueves!!! Besitos

    ResponderEliminar
  2. Son unas macros estupendas y yo me pregunto que si no es la tuya esta será de tus hijos? al menos te ha hecho recordar bonitos momentos de la infancia que a veces están medio olvidados pero de repente aparece algo que nos hace resurgir todo lo vivido.
    Paciencia con todas esas cajas que te quedan por abrir.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya mis hijas tienen suficiente con lo propio, ja! Y algunas de esas cajas van teniendo sus juguetes preferidos con los que ya no juegan...

      Eliminar
  3. Qué maravilla cuando cualquier objeto tiene el poder de retrotraernos al pasado.......Un flasback fantástico el tuyo, me ha gustado mucho leerte y la vaquita es una monada!!
    Besotesss y a disfrutar el largo finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, es tremendo el poder de las imágenes, o de los objetos en este caso...
      Beso!

      Eliminar
  4. Yo me acuerdo de ésas vaquitas!!! No se si la hubiera reconocido si estaba en un negocio, con muchas cosas alrededor, pero en tus fotos, donde se aprecia cada detalle me fué re fácil acordarme. Divina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marce! estoy segura que si la veías entre otros muchos la hubieras reconocido igual que yo!

      Eliminar
  5. que shock emocional te da al ver cosas viejas!
    acumulemos de todo ahora ya que tiramos mucho jaja
    besos y feliz dia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual!!! yo regalo mucho de lo que ya no usamos, pero hay ciertas cosas que quiero que se queden para siempre.

      Eliminar
  6. Que lugar tan interesante!! Me ha atrapado el bambi de la ultima foto, un dia de estos lo conseguire!!!
    La vaquita es una preciosidad, se nota que muchos recuerdos vinieron a tu mente cuando la encontraste!!
    Saludos!
    Nika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un monton de recuerdos, Nika. Y posta, pensaba en tus macros cuando le sacaba las fotos... Ahi es cuando se mezclan recuerdo viejos y nuevos, no?

      Eliminar
  7. Qué loco cómo nos hacen viajar algunos objetos! Yo tengo algunos pocos de cuando era peque que pasaron a mis hijos, y ahora ya están en caja en la baulera, esperando ... woww, me sentí muy vieja escribiendo eso!
    Tus fotos geniales como siempre! Feliz día y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te banco Lia! yo tambien ya voy llenando cajas en la baulera...

      Eliminar
  8. Es increíble como los objetos tienen el poder de evocar recuerdos en nosotros. Me ha encantado tu macro de hoy.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. encontrarse un juguete de la infancia es viajar en el tiempo, no hay dudas :)

    ResponderEliminar
  10. Que recuerdos! sabes que vi la vaca y se vino a mi mente mi pediatra...el tenía en el consultorio un monton de muñecos de goma como éste, incluso los personajes de Disney, era un doc al que no l epodías tener miedo, hace 2 años me agarró un ataque de alergia queno me daban en el clavo y averigué que mi pediatra alergista quien me habia salvado la vida cuando era beba de un ataque de alergia a la penicilina aun atendía como médico consultor(xq tenía mas de 80 años)...fui a verlo y aun estaban en el consultorio los muñecos como éste! fue un flashback sin dudas! :) Lo mejor de todo es que lo que me recetó, un remedio casi casero me solucionó el problema! #felicidad besos Flor y gracia spor traerme a la memoria este lindo recuerdo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que grosso. Ya no quedan muchos medicos asi, lamentablemente...
      Beso y nos seguimos viendo x ahi!

      Eliminar
  11. Que bonito post!! yo al contrario que tú, si que guardo muchas cosas!! mi madre hasta guarda mucha de mi ropa de pequeña y es algo que agradezco, porque gracias a eso tengo objetos en casa que me traen muchos recuerdos felices.

    Un beszo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Que envidia! Igual por suerte mis recuerdos quedan guardaditos en la memoria...

      Eliminar
  12. Qué bonita! si si amor a primera vista! preciosas fotos
    yo guardo muy poquitas cosas pero lo hago como tesoros que son.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Me encantó la vaquita y su historia
    Estos días hubo tantas entradas por ahí de Don Toto que me dan muchas ganas de ir. Lástima que no vivo cerca!!!! Ni hablar de las charlas de las Minipimmer
    Tengo la suerte de que soy la hija menor de una mamá con casa grande. Así que allá hay varias cosas de la infancia y de la adolescencia. Mi hija cuando vamos de visita juega con algunos de mis juguetes!

    ResponderEliminar
  14. Que envidia mama con casa grande! Yo al menos voy juntando cosas para que mis hijas jueguen con sus hijas... dentro de muuuuuucho tiempo!

    ResponderEliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.