Cuando el antojo le gana a la fiaca

24/10/15

Ponele que un sábado vas a Sabe la Tierra y compras unas naranjas increíbles. El jugo está tan rico que te dan ganas de comerte hasta la cáscara.
Ponele que leíste a Lucía en los #trestips diciendo la cantidad de porquerías que tiene la cáscara de los cítricos, y que cuando accedes a fruta orgánica hay que aprovechar la cáscara. Ella decía rallarla y freezarla (cosa que hice) pero de verdad hay  mucha cáscara y te da lástima tirarla.
Ponele que sos fan de las cáscaras de naranja confitadas pero alguna vez leíste que hacerlas es un perno.
Ponele que ves la pila de cáscaras de naranja ahí y te debatís entre encarar la laboriosa tarea de hacer la confitura o irte a ver un capítulo más de The Good Wife en Netflix.
Ponele que la antojada le gana la pelea a la fiaca.
Entonces pasa esto:




































Una vez tomada la decisión, la chica del TOC abre Google y busca recetas. Ve muchas pero muchas muchas páginas con recetas y no encuentra ninguna que le termine de cerrar.
(N. de R.1: no termino de entender el concepto de que la pastelería es una ciencia exacta... nunca hay una sola manera de hacer las cosas!!!!)
Leo cosas realmente complejas, tales como dejar toda una noche las naranjas sumergidas en sal. Leo que hay que darle muchos hervores (unos decían 4, otros decían 10) y que entre uno y otro hay que dejar pasar varias horas, incluso días (OK, no es que nada de eso sea realmente complejo, para la chica del TOC también tiene cierta ansiedad). 
Decido entonces hacer mi versión. Si no hay una sola receta, sino miles, pues que sean mil y una.
Y acá está mi versión:


Obviamente no saqué ni una foto durante el proceso (tenía mis serias dudas sobre el éxito de la misión). Obviamente me comí medio frasco antes de pensar en sacarles fotos.




Pero quedaron tan lindas y tan ricas que me pareció que tenía que compartirlo.
Son un vicio. No podés parar de comerlas. Te distraés un ratito y el frasco queda así:


Vamos a la receta entonces:

Ingredientes

- Cascaras de naranja, a gusto (yo usé 4 naranjas).
- Almíbar liviano: Azúcar y agua en igual cantidad (usar el mismo peso que tienen las naranjas después de blanquearlas).
(N. de R.2: atrás quedaron las épocas en las que me definía como una cocinera sin balanza ni medidores... ahora tengo hasta termómetro, que técnicamente es de la #pequecocinera que lo pidió como regalo del día del niño. La amo!).

- Sacarle con cuidado todo el hollejo a los cascos de naranja. Cortar en tiras finitas.

- Poner las cáscaras con agua y apenas de sal al fuego fuerte, cuando hierve dejar por 5 minutos. Sacar del fuego.

- Enjuagar y enfriar.
(N. de R.3: Algunas recetas decían dejar varias horas, otras bajo el chorro de agua fría. Yo usé uno de los #trestips de Vero Mariani: puse agua y el coso del freezer para enfriar).

- Repetir el proceso de hervido-colado-enfriado 3 veces más. O sea, total 4.

- Ahora sí, pesar las cáscaras. Poner mismo peso de agua y azúcar en la cacerola al fuego. Cuando hierve agregar las cáscaras y bajar el fuego al mínimo mínimo. Remover de vez en cuando para que no se peguen.
(N. de R.4: Las recetas decían 2 horas promedio. Las mías a la hora y pico ya no tenían ni gota de agua. Antes de hacer un enchastre -o un incendio- apagué el fuego).

- Dejar enfriar sobre una rejilla.
(N. de R.5ah si... también me compré una rejilla. Pero puede ser sobre papel manteca). 
Algunos decían espolvorear con más azúcar. Para mí no hizo falta.

La peor parte fue dejarlas enfriar. Estaban demasiado ricas. Pero se suponía que eso era lo que las vuelve crunchies. Yo que comí gran cantidad cuando estaban tibias, y otra gran cantidad al día siguiente debo reconocer que al día siguiente estaban mucho más ricas.

Y hablando del día siguiente... si tenés un rico vodka, de esos ricos ricos que toma #marido ponele (no de esos con lindo branding pero que sólo sirven para tragos porque si los probás solo te hace un agujero en el esófago). Decía, que si tenés un buen vodka te servís un vaso con unos hielos, chorro de tónica y unas cáscaritas al fondo. Una maravisha!!!


P.D. MUUUUY IMPORTANTE: Habrán notado que soy #fan de los #trestips. Los uso un montón, y no me olvido de ninguno porque los tengo toditos ordenados y clasificados acá, y cada vez que busco alguno que me acuerdo mas o menos, refresco todos los demás. Gracias Marine por esa graaaaan sección!

9 comentarios :

  1. Me encanto tu receta! La mia es de esas que dan tanta fiaca que prefiero comprarlas! La pruebo y te cuento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es muuuuy fácil. Requiere un poco de atención... Pero si yo pude, je!

      Eliminar
  2. Antes que nada, GRACIAS. A veces uno piensa posts o secciones para el blog y no sabe lo que va a pasar. Lo hago con todas las pilas y todo el amor y ver que una sección como Tres Tips funciona, se usa, une y conecta es una emoción enorme. Dicho esto, siempre quise hacer (bueno desde hace un tiempo me empezaron a gustar "de grande" jaja) y cada vez que busco recetas y veo que son taaaaan complicadas desisto. Tengo Naranjo en casa, así que la próxima vez que se digne a darme naranjas, les haré honor con esta receta. Gracias Flor!

    ResponderEliminar
  3. ay muerooo pero mueroooo!!! Resulta que en un encuentro capillense con Seelvana las probamos y a Clarita le encantaron mal, y hace unas semanas, o sea mas de un año mas tarde Renata (de peras y aves fenix) le trajo de regalo a Clari las mismas y justamente nos preguntabamos com hacerlas!!!!!! Y he aqui la manera!!!! todo llega!!!!! Urgente a conseguir naranjas orgánicas y a probarlas!!!!!! Amo estas rondas de compartir, como dice Marina!!! Besos a todas!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué buena onda!!! yo tengo el dilema con las cáscaras porque estoy acostumbrada a tirar las cáscaras de todo a la compostera, pero las de cítricos no recomiendan, entonces busco alternativas para usarlas. Hice una vez las cascaritas pero una versión mucho más simple, con lo cual el resultado no fue tan tentador como el tuyo. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Que ricas son!!! Se ven muy buenas las tuyas. Es cierto lo de que no hay receta, para mi es prueba y error. Buenisima la idea del trago. Ya pienso en cascaritas de limon para un vodka tonic :D Besosss

    ResponderEliminar
  6. Qué geniaaaa Flor! No hay con qué darle: hay que aprovechar la fruta orgánica cuando se nos presenta y sacarle bien el juego (¡cua!) y también la cáscara ;) Aguante el tip que te agilizó el asunto del enfriado :D Gracias por la mención y por compartir siempreeeeee <3

    ResponderEliminar
  7. Marine, a mi también me empezaron a gustar de grande!!! y me gustan demasiado... por suerte no volví a hacer, porque me bajé el frasco sin prisa y sin pausa! Por otro lado, #trestips es un hallazgo, como tantas otras cosas que tirás al mundoblog y prenden como locas!
    Lu, qué buenísimo que las cosas se encadenen así no? si no fuera por vos yo jamás las hubiera hecho.
    Flor, probalas! te van a encantar!
    Juli, cuando quieras hacemos ronda de vodkatonic, je!
    Vero, hay que sacarle el jugo a todo!! reciclar y resignificar todo, hasta los tips!!!
    Besos, lindas! gracias x pasar a visitar.

    ResponderEliminar
  8. Tardo, pero llego!!! Tengo qué probar esta receta si o si, marido contento con eso! Hoy aproveché y me leí todito el post de los tres tips, y además de ser una genia, tenés cosas muy parecidas a mi(no la genialidad)el intento de orden y categorización, que nunca se mantiene mucho tiempo. En mi caso, un par de horas pueden ser suficientes,jaja. Besos

    ResponderEliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.