Hablemos de Autismo

2/4/17


Conocí a Cintia a través de las redes por su emprendimiento de cuadernos y libretas hechos a mano. Después la conocí del otro lado de la pantalla, en una reunión con otros amigos que pasamos del mundo virtual al “real”. Me pareció todo un personaje. En algún momento, hablando de cosas de hijos (ya no recuerdo qué, en esos encuentros se habla de demasiados temas) pero ponele que de alimentación, o contagios, o alergias, dijo algo tipo “cuando tu hijo es ‘…plinplinplin…’ tenés que extremar los cuidados”. No recuerdo tampoco qué palabra usó, pero estoy segura que no fue ni diferente ni discapacitado ni especial ni enfermo de tal o cual cosa.
Me quedé pensando qué le pasaría al hijo de esa chica alta con ese sentido del humor tan genial y ese combo entre reflexivo, oscuro y todomechupaunhuevo. Dijo algo lo suficientemente normal como para que el comentario pase sin mayor revuelo, pero no tanto como para no llamarme la atención. Pasó. Seguimos charlando veinte locos de diferentes cosas, pisándonos unos a otros, intercambiando datos y opiniones, pero sobre todo riéndonos mucho.
Al tiempo me enteré que el hijo de Cintia es autista. Y que ella escribe un blog sobre eso. Pero también sobre la vida. Sobre ser madre o padre. Sobre como sobrellevar la diaria, a veces con paciencia o con optimismo, enojo o fastidio. A veces con todo junto, siempre con amor. Es un blog que vale la pena leer.
Yo no tengo un hijo autista. Pero vivo mi vida igual que Cintia. Nos pasan las mismas cosas, aunque a ella le pasan (y le pesan) otras más. Yo no puedo cambiar su realidad, pero ella puede cambiar la mía. Porque aunque a ella no le guste, me inspira. Me inspira a buscar en mí esa fortaleza que ella tiene. 

Cintia dice: “Yo no tengo autismo. Mi hijo de 4 años, Lautaro, tiene autismo. Yo lo único que hago es ponerme su camiseta”.
Yo no tengo autismo. Mis hijas no tienen autismo. Pero yo también me pongo su camiseta. Porque hoy es el Día Mundial de Autismo y es importante que hablemos de autismo. Para informar, para darle visibilidad al tema, por el diagnóstico temprano, por la inclusión de todos aquellos diagnosticados con TEA (Trastornos de Espectro Autista) en los sistemas de salud y educación. 
#HablemosDeAutismo #autismo #autismus #autism #diamundialautismo #2ADiaMundialAutismo






































Notas: 
La foto es del blog de Cintia. 
El diseño de la remera es de la genia de Seel, otro lindo personaje que conocí gracias a las redes.


3 comentarios :

  1. No habia visto esta entrada!!
    Si hay una de las cosas que AMO del jardin de feli y que fue lo que peso para que decidieramos seguir apostando a el, es que es un jardin integrador. Feli tiene un compañerito con Sindrome de down, Valentin, que es el amor andando!!
    Tengo dos casos cercanos de autismo, uno super involucrados los padres con lo cual la evolucion del nene es increible, el otro con padres que casi no lo pueden aceptar y alli las consecuencias.....ya me voy a conocer su blog, amo este tipo de recomendaciones, porque nos llevan a conocer otros blogs, otras personas, super interesantes!! GRacias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan así... si tuvieramos real dimensión de cuanto afectan a nuestros hijos todo lo que hacemos, o dejamos de hacer...
      Me alegro que te guste la recomendación. Cintia es un sol, y su blog... pufffff!

      Eliminar
    2. estoy dudando de agradecer tu recomendacion!!! no paro de llorar cada vez que la leo!!! (Es bromita, eh? Claro que lo agradezco, pero llega tan profundo al corazon que mata!!)

      Eliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.