Luz.

14/11/15

Hoy cumple años la #pequecocinera. Cumple 12. 12 años desde que mi vida cambió para siempre. 12 años desde que me importa mucho hacer del mundo un lugar mejor, para ella y para los que son como ella: nuestros hijos.
Una de las revelaciones más grandes que me dio la maternidad es que está en nuestras manos mejorar el mundo. Que los valores que les transmitimos a nuestros hijos tienen sentido. Que criar buenas personas, comprometidas, amorosas, queridas, divertidas, respetuosas y respetadas tiene sentido.
Lo que no tiene sentido es lo que pasó ayer en Paris.
Y yo escucho a mi hija jugar con su hermana, sus primos y amigos. Se ríen, cantan, un poco se pelean, se vuelven a reír. Y se me infla el pecho de amor. Y mientras tanto leo el diario y se me estruja el alma. Este es el mundo en el que vivimos. El microscópico que un poco puedo controlar, y el otro que a veces no logro entender.
Era otro el post que tenía pensado escribir hoy en esta bitácora. Era sobre lo grande que está mi chiquita. Sobre cómo me gusta verla crecer y sobre las ganas que me dan de que se quede, así, chiquita. Era sobre el orgullo que me da ver cómo va desarrollando su personalidad, sus gustos. Y pienso en su sueño de ir a Paris a estudiar Pastelería. Y la angustia vuelve. Por la gente que está en Paris. Por mi chiquita y sus sueños. Por este mundo que está patas para arriba.
Soplo las velas y pido Paz. Para ella, para todos.

5 comentarios :

  1. es tan cruel la situación y tan duro seguir ... pero para vencer los miedos la mejor solución es seguir adelante!
    Flor de laburo llevan haciendo con esas 2 peques!! los felicito mucho y les dejo un feliz cumple!!
    (y va a ser un placer recibir a #pequecocinera cuando quiera tomarse el tren y pasarse unos días en Bruselas!!)

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste shoraaaar Flor!!! Acuerdo con cada una de tus palabras, entiendo perfecto tu sentir.
    Yo también pienso que estás haciendo un gran trabajo con tus hijas, y que ese es el mayor aporte que podemos hacer a este mundo.
    Te quiero!

    ResponderEliminar
  3. Me cuesta tanto entender la guerra, me ceusta entender el fanatismo religioso, el bombardeo, son todas cosas lejanas, incomprensibles y por más que leo no logro procesar todo ese merengue de acuerdos, alianzas, disputas y grupos. Pero entiendo ese sentido, ese objetivo claro de formar buenas personas y de ser responsables por el mundo que le dejamos. Mi pensamiento va innevitablemente a lo chiquito, a lo que se puede medianamente manejar que es el aquí y ahora, lo que depende de nosotros, la mirada microscópica de cada uno. Y ahí me parece que tenes un gran mérito, no solo por la capacidad sino también por el disfrute. Se nota que disfrutas de maternar y de tus peques.

    ResponderEliminar
  4. Ay Flor! Te juro que entre las horrorosas imágenes que no podiamos dejar de mirar por increibles, por absurdas, por tristes... el viernes en IG me topo con el cumple de tu hija. Y pienso, que loco debe ser para Flor, que seguro ya sabe. Y sí, así de loca es la vida. Porque los sacudones nos tocan de cerca o de lejos, en algo mega que pasa cruzando el Atlantico pero seguro esta afectando a todo el mundo a cosas mas intimas pero que nos afectan de la misma manera. Y en el medio vivimos y celebramos y festejamos, porque es la Vida, porque vale la pena y porque en nuestros mini mundos construimos lo mejor que podemos para seguir creyendo y soñando en que el mundo que deseamos es posible. Beso enorme!

    ResponderEliminar
  5. Gracias chicas por sus palabras y por compartir conmigo este sentimiento, y por seguir soñando un mundo más justo!!
    Cada día entiendo menos toda esta locura de guerras, bombardeos y terrorismo, donde las víctimas siempre son los civiles inocentes de un lado y el otro.
    Besos!!
    PD: Pau, espero que las cosas estén tranquilas en Bruselas! y gracias x la invitación, espero que en algún momento podamos ir todas a verte!!!

    ResponderEliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.