Everybody dance now

19/3/14

Hoy, en mi vuelta habitual por mundoblog leí cosas fuertes, muy fuertes. Arranqué con la Catarsis de Marina. Y después el post, tristísimo, de Paula.
Estuve todo el día con esto en la cabeza. En lo importante que es sacar afuera lo que nos duele, cambiar lo que podemos e intentar ser felices a pesar de aquello que no podemos cambiar. En ser conscientes que de un plumazo el mundo nos puede quedar patas para arriba, así que hay que disfrutar a pleno cada momento. Y tirar siempre para adelante.
No puedo dejar de pensar en esa madre que esta noche no acostó a sus pollitos, ni en todas aquellas personas que la están pasando realmente mal.
Tampoco puedo dejar de pensar en las cosas que no me van bien a mi, que no son tantas ni tan terribles, pero joden igual.

Y desde ese lugar es que escribo este post. La vida está llena de cosas espantosas, pero no perdamos nunca la capacidad de reír.

Al cerrar el día, marido que siempre encuentra cosas en la web, me muestra esto:


Y me dieron ganas de bailar!




Fuente: Pinterest
(La cura para todo es el agua salada: sudor, lágrimas o la sal)


Nota del dia después: hoy, paseando por NY desde Alma Singer, di con este blog. Y con este post que tanto tiene que ver con el ánimo de estos días. Recomiendo leer!


8 comentarios :

  1. tan ciertas tus palabras! la vida es una rueda, todo nace, todo muere, hoy estamos bien y mañana mal pero siempre volveremos a estar bien(si queremos) xq las circunstancias no siempre ayudan...y siempre hay que buscar la sonrisa y porqué no bailar...la vida es una mierda muchas veces pero es tan maravillosa otras tantas...arriba el ánimo, no hay otra! besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si, siempre hay que buscarle la vuelta... sonrisa y baile, siempre que se pueda!

      Eliminar
  2. Que razón tienes!! La vida es tan corta que merece la pena vivir el momento!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. las catarsis de Marina son bastante duras siempre, y ahí es cuando pienso que me quejo de gusto...pero lo que leí en lo de Paula me shockeó, no sé si porque soy mamá o qué, pero no puede sacarme de la cabeza a esa mamá...Pero como bien (sabiamente) decís en este post, no hay que perder la capacidad de reirse y de mirar las cosas de forma positiva. En eso estamos.
    Un besote Flor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lauren!! recien veo este comment tuyo... que maleducada! Semanas despues ya volvimos a nuestra locura cotidiana. Pero sin perder nunca la capacidad de reirnos y de valorar lo que tenemos hoy. Beso y buena mini semana!

      Eliminar
  4. Hola Flor, no sabés como quedo después de las catarsis. Me quedo angustiada pensando en esos comentarios durantes días y aunque ya pasó más de un mes sigo pensando (y rezando) por esa mamá. Leí recién el post de Cori y es genial, cuando se murió mi mamá me pasó exactamente lo que describe ella, tan bien en su blog. Uno se engancha en la vida cotidiana y se olvida de lo verdaderamente importante. Está bueno recordarlo para ir a abrazar y darle besos a los queremos, disfrutar el día, reirse aunque sea lunes y el lavarropas nuevo se haya roto irremediablemente. Beso y buen comienzo de semana,
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos sabes que siempre paso por la Catarsis, pero es tan intenso que muchas veces no me da comentar. A veces me siento como una bobalicona inocente que cree en un mundo mejor, cuando en realidad la única manera de vivir en un mundo mejor depende de cómo lo encaremos.
      Buena semana, buena vida!

      Eliminar

Hey! gracias por comentar... así me entero qué te pareció el post.

Pin It button on image hover
MENOS MAL QUE SOY DE GEMINIS. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.